30 de marzo de 2009

Rumores sobre el Pro evolution soccer 2010

La web francesa JeuxVideo a publicado unos cuantos rumores acerca del futuro Pro evolution soccer 2010, aunque claro no hay que tomarlos muy en serio ya que la fuente es un supuesto amigo que esta en Japón que leyó en una revista japonesa algo sobre el nuevo Winning eleven ¬¬
  • La ligas seguirán siendo las mismas que en el PES2009: Premier League, Ligue 1, Serie A, Eredivisie, Liga BBVA.
  • Agregaran uno o dos clubes portugueses, uno brasileño, dos rusos, uno polaco, uno danés, dos japonés y uno de Corea del Sur.
  • La selección Rusa estará licenciada.
  • Se agregaran 6 nuevos estadios para la version Next-gen: Vicente Calderón, Mestalla, Riazor, Parc des Princes, Estadio Velódromo, De Kuip.
  • Dos nuevos balones: uno Nike y otro del PES2010.
  • El juego será un poco más rápido que el PES2009.
  • Mejoras en el Modo Leyenda, al parecer se utilizado el salario para adquirir accesorios (vinchas, anillos, etc), cambiar el peinado, etc. Además se podrá editar nuestros propios accesorios (tacos, anillos, guantes, etc).
  • Nuevas faces en el juego: todas las caras de los dos clubes japoneses, casi todas las caras de la Liga BBVA, la Liga 1 y de la Serie. Pero pocos en la Eredivisie y la Ligue 1.

PES2009 FacePack PC (by kabezadenavaja)

Descargar FacePack
Como relinkear?
.

29 de marzo de 2009

MeriStation: Análisis Pro evolution soccer 2009 Wii (NOTA 8.5)

Tras una temporada exitosa en Wii, Pro Evolution Soccer regresa a la sobremesa de Nintendo para sorprendernos una vez más. En esta ocasión, un control mejorado, una IA más pulida, nuevos modos de juego y un multijugador original y divertido, amenizarán cientos de partidas al mando de nuestro equipo predilecto en esta nueva entrega de la épica saga de Konami.

La nueva temporada no ha sido en absoluto positiva para “Pro Evolution Soccer” en Xbox 360 y PS3; desgraciadamente el nivel de la saga de Konami ha decaído en los últimos años tocando, en este momento, su punto más humillante y terrible para los amantes de los buenos juegos de fútbol. Asombrosamente tanto este año como el pasado la versión de la sempiterna PlayStation 2 ha tenido que sacar las castañas del fuego a sus hermanas, que han visto la luz en la nueva generación con el pie izquierdo. Sólo la versión Wii de “Pro Evolution Soccer 2008” evitó la debacle total y absoluta de la licencia nipona en esta generación con su rompedor control y la proyección estratégica que este supuso. La revolución fue tan impactante como brillante y logró renovar el aire estancado que embadurnaba las bases y las estructuras que sustentaban a los últimos “Pro Evolution Soccer”.

De liderado en Xbox 360 y PS3 a líder en Wii, la saga de Konami alcanzó en 2008 una solidez casi sobresaliente en la consola de Nintendo que este año ha vuelto a repetir con una calidad y un acierto envidiables. Konami no sólo ha querido copiar el armazón que hizo fuerte a su título el pasado año sino que ha decidido evolucionarlo con mejoras ostensibles en cada uno de sus apartados que convierten al producto final en uno de los mejores juegos deportivos, si no el mejor, del vasto y desequilibrado catálogo de Wii. Una nueva etapa ha nacido dentro de la saga y los seguidores de los juegos deportivos, en especial del fútbol, no podemos perdérnosla por nada del mundo.
Comienza el duelo

Después de introducir el juego en nuestra flamante Wii y tragarnos la publicidad pertinente, elegiremos una batería en la que guardar todos nuestros avances y, posteriormente, nos pedirán que seleccionemos nuestro Mii, nuestra nacionalidad y nuestro equipo preferido. Asistimos desde este momento a la personalización de nuestra partida para que no confundamos a la hora de cargar diferentes progresos. Hecho esto nos preguntarán si somos jugadores novatos o si, por el contrario, hemos tenido experiencias previas con “Pro Evolution Soccer 2008”; si aceptamos la primera nos enviarán a un pequeño tutorial antes de acceder a la remozada interfaz del menú principal donde nos enseñarán las acciones básicas para que podamos afrontar nuestros primeros duelos.

Los nuevos jugadores tendrán que atender con minuciosidad al tutorial, recomendable para todo aquel que no haya jugado a la entrega del año pasado o lleve demasiado sin tocarla. Una vez dentro, aprenderemos a guiar el movimiento de nuestro personaje mediante la pulsación del botón “A” en puntos determinados para que se mueva hacia ellos o la utilización del botón “A” mantenido para que dirijamos en tiempo real el movimiento del jugador mediante una colorida línea de dirección. Con el stick del nunchuk podremos realizar regates que nos servirán para quitarnos de encima a los rivales siempre que tengamos mantenida la citada línea de dirección y contemos con el acierto necesario. También seremos partícipes del funcionamiento de los disparos a puerta (agitando el nunchuk y apuntando a una parte de la portería tras lo cual deberemos pulsar el botón “B”), los pases al pie o al hueco y la realización de un desmarque con uno de los jugadores que no tenga el balón antes de dar el pase. En el caso de los disparos no tendremos un medidor de potencia que controlar sino que los desarrolladores se han decantado por personalizar el disparo dependiendo, fundamentalmente, de las cualidades del jugador y atendiendo a la posición en la que se encuentre dicho jugador a la hora de disparar. Asimismo asistiremos a una clase en la que nos explicarán cómo despejar balones con la cabeza (agitando el nunchuk de nuevo) y, por supuesto, recibiremos una breve lección de cómo arrebatar el balón al contrincante.

Es precisamente la labor defensiva la que ha sufrido una reseñable evolución en este sentido al pulirse detalles que en la anterior entrega no llegaron a funcionar del todo, pues se ha afinado el sistema de entradas y el manejo del jugador en la actividad defensiva. Mientras pulsamos el botón “Z” tendremos que acercarnos -moviéndonos con el stick- al rival que mantiene la posesión de la pelota para arrebatársela, si sacudimos el nunchuk nuestro jugador entrará por el suelo al rival, pero de ambas maneras tenemos que ser cuidadosos pues actuar de manera brusca acabará, como es obvio, en una falta. Al principio el dominio defensivo nos resultará difícil e inexacto pero esto se deberá a nuestra inexperiencia; en cuanto consigamos controlar la dinámica atravesar nuestra muralla será una misión ardua para el rival ya que los controles defensivos se han optimizado efectivamente. Por su parte, los tiros libres así como los saques de esquinas también han experimentado una mejora sensible que ha afinado la precisión con la que se ejecutaban estas acciones.

Para los nuevos jugadores que embarquen en la versión Wii este control puede resultarles caótico, pero han de continuar jugando hasta que lo dominen porque es entonces cuando comienza el verdadero entretenimiento. Trazar una estrategia en tiempo real, mover los jugadores a placer, engañar a los rivales, trenzar jugadas de ensueño, marcar goles épicos entre un elenco fascinante sólo serán posible si insistimos y nos adentramos en todas las posibilidades de “Pro Evolution Soccer 2009”. No es fácil hacernos con todos los controles -especialmente con los más complicados- del día a la noche, pero con un insistente entrenamiento puede convertirse en un reconfortante ejercicio de reflexión e intensidad inigualable en ningún juego de fútbol de la actualidad. El realismo alcanza cotas más que encomiables.

Si por el contrario este control no satisface a los jugadores de la vieja escuela siempre podrán recurrir al control horizontal del wiimote o al mando clásico de Wii, con un manejo prácticamente similar a las versiones de X360 y PS3. No obstante no lo aconsejamos ya que le resta muchísima magia a un título cuyo punto fuerte es la utilización del wiimote y el nunchuk con las múltiples oportunidades jugables que estos permiten gracias a la adaptación fenomenal del control a las enormes virtudes de la consola nipona. De cualquier manera, tendremos a nuestra entera disposición el modo entrenamiento para practicar y cuajar todo tipo de jugadas que no hayamos podido culminar o para hacernos con el control básico si en los tutoriales no hemos terminado por adaptarnos a él. Este modo incluye una opción de entrenamiento libre y otra donde podremos volver a repetir los tutoriales básicos que hicimos al principio así como enfrentarnos a otros tantos nuevos que nos servirán de gran ayuda para hacernos con el control absoluto. Hemos de ser conscientes de que estos nuevos tutoriales son más complejos, no el hecho en sí de aprenderlos en el momento sino de llevarlos a cabo en un partido, por lo que la práctica continuada es totalmente necesaria para perfeccionar cada uno de los movimientos.

Los jugadores gozan con una IA mejorada que nos sorprende por su efectividad. Siguiendo el nivel de dificultad por estrellas -como viene siendo costumbre en la licencia- los jugadores del equipo contrario responderán mejor cuanta más dificultad seleccionemos. Aprenderán de manera más profunda nuestras jugadas y cerrarán las vías que con mayor frecuencia utilicemos para infundir temor en el área contraria. La defensa muestra visos de poseer una más rápida y mejor recuperación de las posiciones evitando que se creen tantos huecos, por lo que el desplazamiento del caparazón defensivo rival habremos de llevarlo a cabo con desmarques exactísimos, ya que rara vez dejarán un hueco en la dificultad más aguda. Nuestro equipo contará con distinta suerte en lo relativo a la IA puesto que los jugadores a los que no controlemos, a pesar de mantener una relativa sobriedad sobre el campo, estarán un paso por detrás de nuestros rivales. Pese a todo, nadie es perfecto, por lo que tanto nuestros jugadores como los rivales cometerán errores que tendremos que solventar o aprovechar con rapidez o acabaremos lamentándolo profundamente.

En cuanto a la variedad de cámaras “Pro Evolution Soccer 2009” ofrece únicamente dos enfoques que básicamente se diferencian en el tipo de “zoom”, partiendo de la perspectiva que por defecto ha acompañado a los últimos títulos de la saga. Mientras controlemos la dupla nunchuk-wiimote el “zoom” será menos brusco que cuando nos decantemos por el wiimote en horizontal o el mando clásico, ya que en este caso el “zoom” se aproximará más al campo.

El dilema de las licencias componen el mismo quebradero de cabezas de siempre, a pesar de que se ha hecho un esfuerzo por recoger las máximas licencias posibles quedan otras tantas por atar como es el caso de, por ejemplo, la mayoría de los equipos de la Premier League que a excepción del Manchester United y del Liverpool se han vuelto a quedar con sus nombres ficticios. Al mismo tiempo nos frustra el número tan pequeño de ligas, sólo cinco (inglesa, francesa, italiana, alemana y española) con algunos de los equipos más importantes recogidos en el grupo llamado “otras ligas”.

La familia crece

El escueto multijugador que el año pasado nos disgustó por la escasez de posibilidades nos ofrece en esta entrega un original modo de juego que a pocos dejará indiferente. Además de los conocidos y antiquísimos enfrentamientos con nuestros amigos, esta nueva entrega trae consigo un peculiar cooperativo en el que nuestro equipo será controlado por dos personas de una manera un tanto especial. Uno de los dos controlará a los jugadores como en cualquier otro juego de fútbol, con el wiimote colocado en horizontal o con el ínclito mando clásico, y practicando pases, centros, entradas o tiros cuando creamos conveniente mientras nuestro compañero se encargará, a través del wiimote y el nunchuk, de organizar toda la estrategia del equipo en tiempo real.

Se trata de una apuesta original pero no menos arriesgada, pues el resultado podría resultar caótico y sin una definición adecuada a las posibilidades del juego, sin embargo y para nuestro regocijo la fórmula funciona y se muestra tan divertida como profunda a la hora de incidir más aún en la estrategia de nuestros partidos. A priori puede resultar un modo de juego desequilibrado, lioso y sin consistencia en la práctica, pero hemos de apuntar y reseñar una y otra vez que la puesta en escena es sobresaliente, por lo que no podemos pasar por “Pro Evolution Soccer 2009” sin probar este nuevo e innovador modo que aúpa, un poco más, a este afortunado título.

El modo online es tan ameno como el de la entrega anterior, aunque una sospechosa inestabilidad producto del “lag” empaña la experiencia de juego con parones y animaciones anómalas. Desde el menú principal accederemos a Nintendo WFC - relacionado con el online en este juego- desde donde accedemos a los modos de juego en línea y a la opción descarga, a través de la cual podremos descargarnos la actualización de equipos y jugadores que pondrá Konami a nuestra disposición cada vez que lo crea oportuno. Las opciones de juego online nos permitirán enfrentarnos a un amigo o buscar un rival al azar lo que significa que no tendremos que conocer necesariamente a nadie para poner en práctica nuestras estrategias. Una de las posibilidades más asombrosas y atractivas es el enfrentamiento 4vs4; un modo divertido, equilibrado y muy táctico, en el que nuestro grupo de cuatro amigos se enfrentará a cuatro rivales y en el que la compenetración será esencial. El problema de este modo es que, al igual que las partidas 1vs1, depende excesivamente de las inclemencias del “lag”.

Además, nos encontramos con una interesante cadena de modos de juego que sin duda alargará la vida del título. Por un lado, Konami se hizo con la licencia de la “UEFA Champions League” a propósito y lo cierto es que la ambientación del campeonato, en este modo exclusivo, es fiel a toda la parafernalia que rodea a la máxima competición europea de clubes. Por otro lado, se han encargado de incluir por primera vez en la edición Wii la mítica “Liga Máster”, donde comandaremos a un equipo empezando desde cero o conservando los jugadores originales del equipo que elijamos y, entre otras cosas, optaremos a ganar todos los títulos posibles y a realizar los fichajes que creamos más acertados empezando desde las divisiones inferiores. Este será el modo que más hora de juego nos ofrecerá junto al modo “Camino de Campeones”, esa interesantísima mezcla entre arcade y un incipiente rol que ha sido reforzada a conciencia.

El objetivo principal del modo “Camino de Campeones” será llevar a lo más alto a nuestro equipo, lo cual, a primera vista, puede ser confundido con la “Liga Máster”. Sin embargo, este modo está más enfocado a cumplir pequeños objetivos en cada partido que nos acabarán desbloqueando nuevas mejoras y habilidades para nuestro equipo y sus jugadores. Aparte de esto, el control que tenemos sobre la evolución de los personajes en “Camino de Campeones” es mucho más profundo porque seremos nosotros quienes controlemos el desarrollo de las aptitudes de cada uno de los jugadores que compongan nuestro equipo.

Esta nueva entrega también conserva la típica galería para poder echar un vistazo y rememorar los goles que hayamos grabado con anterioridad y la posibilidad de crear nuestras propias ligas y copas si no queremos llevar a cabo empresas más grandes en la “Liga Máster” o en el “Camino de Campeones”. Otro de los detalles que animan la fiesta de este nuevo título es la posibilidad de jugar partidos con nuestros Miis. Partiendo de una anatomía normal o más reducida (según elijamos) podremos invadir los grandes campos de fútbol del mundo con nuestros Miis y machacar a nuestros adversarios sin piedad. Podremos mezclar Miis y jugadores reales o simplemente hacer un equipo repleto de ellos, como prefiramos. Si no estamos de humor para jugar un partido entero y simplemente queremos tirar unos penaltis podremos hacerlo, pues esta opción de juego como viene siendo normal en la saga, ha sido incluida.

El editor viene completo. Nos permitirá editar -y también registrar- jugadores, equipos, banderas, escudos, ligas y estadios con todo tipo de detalles dando esquinazo a la deshonrosa herramienta de edición del anterior título. La evolución del editor en la actual entrega respecto a la anterior más que notoria es absoluta, ya que se ha recuperado el fantástico editor que en otras plataformas ha maravillado por sus grandes posibilidades. Entre otras cosas podremos, por ejemplo, seleccionar entre dieciséis botas para nuestro jugador, una variedad tan rica en número como en tonalidades y modelos. Ahora sí podremos personalizar completamente tanto equipos como jugadores sin ninguna cortapisa que pueda hacer añicos la experiencia futbolística más emocionante del año.

Apartado técnico y sonoro

Las mejoras técnicas que nos encontramos en esta nueva entrega se resumen en un perfeccionamiento intencionado del modelo de los estadios así como de los jugadores, si bien el cambio es evidente aún tiene un margen de evolución amplio con respecto a los límites de Wii. Los rasgos faciales de los jugadores han dado un paso hacia delante aunque no es suficiente, pues aún nos encontramos con futbolistas de fama mundial cuyo rostro no reconoceríamos ni aunque tuviéramos una bola de cristal. Aun así, no podemos restar mérito a la labor de Konami en este apartado pues poco a poco se va acercando a registros sorprendentes, sólo hace falta echar un vistazo a la recreación del argentino Leo Messi, imagen del juego, para saber hasta dónde pueden llegar los chicos de la empresa nipona.

La cara tremendamente decepcionante, sin paliativo alguno, y que resulta más que punible es la recreación del público. El modelo de los aficionados que acuden a vernos continúa tratándose de “cartones” animados cuya función convence a medias en la banda superior del campo, donde vemos al público de frente, pero que en las líneas de fondo -donde están situadas las porterías- quedan en evidencia al observar lateralmente al público como finas tablas que dan una sensación absolutamente cutre casi imperdonable. Somos conscientes de las limitaciones de Wii, pero también de que la ambientación de un juego puede verse truncada por culpa de estos peligrosos errores, más propios del despiste que del mal hacer de Konami. Una mejora sustancial del público, así como de los rasgos faciales de los propios jugadores, podría haber hecho del título que nos ocupa un juego aún más sobresaliente. No obstante esto no nos debe echar atrás, pues dentro de lo que cabe esperar los modelos son tolerables ya que la mejora, sin ser sustancial, está siendo gradual y efectiva aunque debido a su proyección a largo plazo puede resultar insuficiente.

En cuanto a los comentaristas un año más nos acompañarán Julio Maldonado (Maldini) y Juan Carlos Rivero con un conjunto de comentarios poco diversificado y casi siempre pesado y repetitivo. Sobre todo aquellos que sean acérrimos y jueguen decenas de partidos acabarán literalmente hartos del corto y descafeinado repertorio de comentarios que nos ofrece “Pro Evolution Soccer 2009”. Otro año más este apartado se muestra como el menos elaborado y por lo tanto el más flojo de todos, aunque es de justicia reconocer que la inclusión, en su momento, de Maldini mejoró sustancialmente la dinámica anodina que nos presentaron los títulos anteriores a su llegada. Los cánticos de la afición en ocasiones nos ayudarán a resarcirnos y otras veces nos aportará un extra de presión ante el que tendremos que saber reaccionar con temple y maestría; sin duda esta faceta sonora constituye una parte fundamental de la ambientación. Si bien no estaría de más que se incidiera en este apartado y que se le diera más primacía al hecho de jugar en casa para no escuchar con tanta potencia y tan repetidamente, por ejemplo, el “United, United” de la afición de los “red devils” en Anfield, casa del acérrimo rival.

Conclusión

“Pro Evolution Soccer 2009” se ha quedado cerca de representar el juego de fútbol total. Se ha retomado la innovadora jugabilidad de la entrega anterior para pulir pequeños detalles que nos habían dejado un sabor agridulce; la mayoría de estos problemas han sido solucionados acentuándose la organización táctica y la administración estratégica. Además, las posibilidades multijugador tanto online como offline refuerzan la consistencia del título y su duración en gran medida sin olvidar, por supuesto, el resto de los modos de juegos.

El exclusivo modo “UEFA Champions League”, la “Liga Máster”, el “Camino de Campeones”, el multijugador, el modo online y nuestras ligas y copas personalizadas nos abren un elenco de opciones previsto para complacer todas las apetencias que pudiéramos tener en un título de estas características. Podremos recorrer el tortuoso camino hasta convertirnos en los campeones absolutos a través de la superación constante de retos, empezar con un equipo desde cero para llevarlo a lo más alto abarrotando nuestras vitrinas de trofeos, lograr vencer en la competición más importante de Europa y exclusiva de este título, retar a un amigo, enfrentarnos a cualquier persona al azar en el modo online, atrevernos a embarcarnos en un partido 4vs4… Son tan variadas las posibilidades de juego que difícilmente podremos bajar la cabeza para dormirnos ni tan siquiera un solo segundo.

Mención especial y aparte merece la introducción del innovador, original, entretenidísimo y estratégico cooperativo. Compartir equipo llevando a cabo distintas funciones es una idea genial que, pese a las dificultades que se preveían en su puesta en práctica, ha sabido comportarse gracias a la enorme capacidad de sus desarrolladores. No habíamos visto algo igual en la nueva generación y a buen seguro podríamos decir que es uno de los cooperativos más brillantes de la última década y cargado de horas, días y meses de diversión a través del control pormenorizado de la posesión por un lado y del conjunto estratégico por otro en tiempo real.

El lado menos afable es el flanco técnico, dejando de lado el apartado sonoro, siempre enfocando nuestra crítica negativa en este último apartado a los insufribles comentarios. A pesar de la mejora de los modelos tanto de los jugadores como de los campos, siguen existiendo fallos técnicos que necesitan soluciones a corto plazo en lo relativo primero a la recreación del público y segundo al desequilibrado reparto de rasgos faciales veraces que en algunos son tan brillantes y en otros tan paupérrimos aun siendo jugadores relevantes del panorama actual. Estamos seguros de que si este apartado se hubiera pulido estaríamos ante el mejor juego de fútbol de los últimos lustros. También echamos de menos la introducción de la famosa tienda desde la cual poder desbloquear nuevos equipos, jugadores míticos, un nuevo nivel de dificultad… Aunque viendo el resultado poco nos podemos quejar del cómputo general del juego.

Esta nueva entrega es, sobre todo, la viva representación de un realismo inusitado en el género que ha surgido gracias a la composición estratégica y táctica de sus cimientos jugables, pero también concierne a todo lo relativo al deporte rey: la reacción, el esfuerzo, la superación, la visión de juego, la calidad, la maña, el duro entrenamiento, las derrotas, las victorias, los empates, la alegría, la tristeza, la diversión, el sufrimiento, las birrias, el espectáculo... “Pro Evolution Soccer 2009” es, en definitiva, fútbol en estado puro. Estamos de enhorabuena, pues pasará mucho tiempo hasta que volvamos a tocar un juego de fútbol semejante.

Lo mejor
  • El nuevo modo cooperativo, muy original y divertido.
  • El multijugador en sí.
  • La mejora de los controles defensivos.
  • La inclusión de la Liga Master tras tiempo esperándolo.
  • El “Camino de Campeones”, mejorado a conciencia.
  • Una notable diversidad de modos de juego
  • El completo editor de toda la vida vuelve.
  • La mejora de la IA de los rivales.
  • Realismo puro a través de la exposición de nuestros planteamientos estratégicos.
  • La posibilidad de usar el mando clásico.
Lo peor
  • La falta de determinadas licencias.
  • El modelo del público es muy mejorable.
  • Pese a la mejora técnica seguimos esperando algo más.
  • El repertorio de comentarios, más de lo mismo.
  • La ausencia de la tienda.
Fuente: MeriStation
Por: Hugo de Lara López

.

28 de marzo de 2009

Imágenes del nuevo kit de Inglaterra para PES2009









click en la imagen para agrandar
.

Información sobre la actualización de PES2009

La última actualización de Pro evolution soccer 2009 introduce la nueva equipación de Inglaterra que hizo su debut contra Eslovaquia en el amistoso del día de hoy, 28 de marzo de 2009.
Adicionalmente, los datos de los jugadores serán actualizados a los datos de febrero de 2009.

Todos los archivos guardados no se modificarán. Sin embrago, ten en cuenta de que algunos datos de edición volverán a sus valores predeterminados.
  1. 1. Registro de jugador
  2. 2. Datos de formación
Los datos guardados que son creados mientras la descarga se está validando no serán válidos y una vez descargado el contenido serán eliminados.
Solos los usuarios que hayan descargado los datos estarán autorizados a jugar en RED.
Puedes confirmar la versión del juego de cada jugador en la opción "Versión" en el perfil.
La última versión es la 1.00.04.
.

26 de marzo de 2009

La nueva equipación Umbro de la selección nacional inglesa, gratis y en exclusiva para PES 2009

Konami ofrecerá de forma exclusiva la nueva equipación del combinado nacional inglés para Pro evolution soccer 2009 en sus versiones de PlayStation3, Xbox 360 y PC a través de una descarga gratuita.
Pro evolution soccer 2009 es el videojuego oficial del equipo nacional de fútbol de Inglaterra, y esta descarga pone en evidencia la excelente relación que se mantiene entre la selección y Konami.

Umbro desvelará el nuevo diseño de la equipación este sabado 28 de marzo, durante el partido que enfrentará en el estadio de Wembley a la selección de Inglaterra contra Eslovaquia.
La descarga de Konami estará disponible en el mismo momento en el comience el encuentro, y Pro evolution soccer 2009 será el único videojuego que incluirá la nueva equipación.

.

Pro evolution soccer 2009 ya disponible para Wii

¡La segunda edición del mejor simulador futbolístico llega a Wii cargado de novedades y muchas sorpresas!
Una temporada más, ha llegado la nueva forma de entender el fútbol en Wii. Controla a todo tu equipo sobre el terreno de juego con el Wii Mote, encara el uno contra uno con el Classic Controller de Wii, o juega en el modo cooperativo para aunar todo tu talento en las individualidades y mantener una estrategia férrea y sin fisuras.
Además, este año llega el modo exclusivo UEFA Champions League, con el cual podrás vivir toda la emoción de la más prestigiosa competición de clubes de Europa; la Liga Máster por primera vez en Wii, y muchas mejoras en el modo Camino de Campeones. La posibilidad de jugar con tus Miis o el nuevo modo Edición completan el plantel.
¡Así que ya sabes, a partir de hoy mismo consigue tu PES 2009 para Wii!
.

25 de marzo de 2009

PES Editor 2009 v2

Works with US version of PES2009. Sometimes Konami make small changes to the US game which means conversion between US and Euro option files may cause in-game bugs.

Works with the following PES2009 option files
  • PS2 X-Port (.xps)
  • PS2 Max Drive (.max)
  • PS2 .psu
Features
  • Convert files.
  • Transfer players / change squad numbers.
  • Edit team name / abbreviation / stadium / flag / emblem / formation.
  • Select captain, and corner / freekick / penalty kickers.
  • Edit player name / shirt name / ability stats.
  • Import emblems / logos from PNG or GIF files.
  • Export emblem / Logo to PNG.
  • Stadium / League name editing.
  • Set PES points.
  • Lock / Unlock shop items.
  • Import data from another option file.
  • Global stats adjustment - adjust the stats of all the players by a certain amount.
  • Create a .csv stats file (which can be imported into Excel) containing all the players' names along with their stats and the squads they are in.
Thanks

Abhishek, Arsenal666, Big Boss, djsaunders, dragonskin, Flipper, gothi, Jayz123, JeffT, PLF, SFCMike, TheBoss, timo the owl, Tricky.

Download (Requires Java 6)
.

21 de marzo de 2009

MeriStation: Impresiones Pro evolution soccer 2009 Wii

Messi abandera este año la edición Wii de PES2009, cinco meses después de claudicar en el resto de la sobremesa. Mucho tiene que demostrar Konami para volver a convencer a los aficionados de que la franquicia sigue fiel a su estilo, y por ello se ha tomado su tiempo para preparar la que sin duda es la mejor versión anual que hemos recibido. Alguna que otra novedad y mucha estrategia es la línea que afronta un título que viene pisando fuerte, con ganas de demostrar que en Wii, PES sigue siendo sinónimo de fútbol.

Precisamente ayer hablábamos del camino que sigue Konami en esta generación. De la mano de Castlevania Judgment nos encontrábamos con uno de los productos más rancios y poco recomendables de la compañía japonesa, en una nueva muestra de que adaptarse a la corriente actual está siendo poco menos que un suplicio para ellos. Curiosamente PES2008 es uno de los pocos exponentes que se salvan de la quema, un producto desarrollado con un subgrupo de desarrollo vinculado con la empresa dirigido por Akiyoshi 'Greyhound' Chosokabe. El directivo estuvo al borde de la quiebra cuando su anterior proyecto, PES Manager, se destapó como un auténtico fiasco y, en cierto modo, el comienzo del declive de una franquicia que no ha sabido retomar el sendero del éxito desde aquel entonces.

Así fue como el público se sorprendió gratamente cuando Wii pudo presumir de recibir no sólo un juego de fútbol a la altura de las expectativas, sino también un simulador futbolístico que queda a años luz de los de Xbox 360 y PS3 en cuanto a jugabilidad. La experiencia que uno obtiene tras disfrutar de un par de partidos recuerda a la de los viejos tiempos, cuando PES era sinónimo de fútbol. Palabras mayores para cualquier aficionado que se sienta por primera vez ante el wiimote y el nunchuk ante la expectativa de conocer qué novedades ofrecerá la siguiente temporada. En la línea de los tiempos pasados, parece que los usuarios se remueven en sus asientos desesperados por conocer qué clase de añadidos son los que ha decidido incluir Greyhound en esta edición.

Futbol y estrategia

A su salida en el mercado norteamericano PES 2009 dibuja un croquis que nos recibe con una interesante introducción, al estilo de la franquicia, para luego pasar directamente a un tutorial en el que se explican los fundamentos del sistema de control. Si así lo deseamos podemos recibir todas las instrucciones desde la base –pase, movimientos esenciales, disparo…- o sencillamente optar por acceder a la explicación para veteranos desde la que se indican todas y cada una de las novedades del estilo de control. Ya nos hicimos eco de ello en la primera ocasión que tuvimos para conocer esta versión, en una interesante entrevista con el productor Greyhound: en PES2009 el grueso de los cambios reside en mejorar las opciones de partida, pero no necesariamente una jugabilidad que ha demostrado funcionar a la perfección en la práctica.

Así pues, si pasamos directamente al entrenamiento para veteranos descubrimos que a grandes rasgos se han corregido los defectos acuciantes del original, empezando por el sistema de disparo, que en esta ocasión se ofrece tanto de forma automática sacudiendo el nunchuk como por medio del wiimote, apuntando hacia el lugar al que queremos que se dirija el disparo del jugador. Seguimos sin tener un medido para la potencia –será interesante comprobar qué hará Konami para solucionar este aspecto-, aunque en la práctica los jugadores precisan bien el chut. Todo va en función de los atributos personales de cada futbolista. Si comenzamos a probar este sistema con los jugadores predefinidos de PES (Castolo, Huylens y compañía) percibimos cómo la cadencia de disparo es poco menos que frustrante. Sin embargo, con Eto’o o el propio Messi basta con apuntar hacia la escuadra cuando estemos un poco perfilados hacia portería para que el balón se dirija hacia el lugar deseado sin más dilación.

Que los jugadores fallan es una premisa que no podemos olvidar. Konami ha basado toda la jugabilidad de este título en la estrategia, por lo que depende de nosotros elegir sabiamente qué jugadores se corresponden mejor con nuestro estilo de juego. Por poner un ejemplo, si jugamos con el Liverpool no basta con utilizar la precisión de Fernando Torres para anotar gol, primero hemos de abrir el campo con Gerard, pasando por las botas de Xabi Alonso. Sin duda alguna, la sensación que más se refuerza con este sistema es la de ‘fútbol total’. Aquí sí que se controla todo cuanto nos rodea, desde los desmarques hasta la posición del jugador a la hora de defender. Precisamente este aspecto es otro de los puntos discutidos de PES2008 que se han querido solucionar en esta edición.

El mejor ataque: una buena defensa

Por la velocidad de los partidos y la necesidad de manejar un punto de mira, era lógico que controlar la defensa se antojase uno de los aspectos más difíciles de plasmar. En la edición anterior teníamos siempre el hándicap de ir a tenor de los movimientos del delantero, persiguiendo la pelota con escasas posibilidades para interceptar un pase comprometido o apelar a la épica para solventar un contraataque. De un modo u otro Konami ha tratado de mejorar este aspecto añadiendo más posibilidades para el defensor (así se explica también en el tutorial, donde se le otorga bastante importancia a este punto). Ahora es posible arrastrar al jugador en una posición determinada para que aplique la presión automática con una simple orden directa mientras indicamos a otro jugar que realice una cobertura. La teoría se aplica aquí tan bien como la práctica, ya que es posible solucionar un partido atendiendo al estilo de juego del rival.

No quiere decir esto que antes no fuese posible, sino que aquí la defensa puede cumplir un papel determinante sin dejar vendido al jugador en el momento más inesperado. Otro de los añadidos pasa por la posibilidad de interceptar un balón presionando previamente al rival. Basta con pulsar sobre un jugador rival para que el defensa más cercano le cubra. Si posteriormente pulsamos cualquier dirección de la cruceta digital, el mismo jugador se adelanta a la posición de rival para tratar de cazar un pase directo. La facilidad con la que se roban algunos balones juega un doble papel aquí. Hacer que el defensa pierda su posición facilita al rival un desmarque rápido, por lo que hay que tener bien claro cuándo debemos realizar este movimiento.

Engañar al rival –tanto si jugamos en la misma pantalla como por Internet-, es esencial para lograr nuestros objetivos. Podemos tirar un desmarque y realizar el pase a cualquier otro compañero, y además hacerlo tirando una pared con el movimiento “pase y me voy”. Traducido al castellano, esta posibilidad nos facilita el realizar un pase mientras el jugador que controlamos sigue corriendo, para posteriormente decidir si devolver el balón o continuar la jugada por otros derroteros. El problema es que para realizar este movimiento debemos pulsar la Z del nunchuk más la A del wiimote mientras oscilamos con la B, el botón que hace las veces de nexo entre nuestra orden y la ejecución del jugador en cuestión. No es fácil realizar estas combinaciones, ya que requieren grandes dosis de práctica. Desenvolvernos bien con los mandos es esencial para poder llevar a cabo las acciones más sencillas, más aún que tener un gran conocimiento acerca de este deporte. De poco sirve saber tirar un desmarque si luego no podemos conectar el pase adecuadamente.

Todo está en tu mano

Poco a poco vamos dando fe de que las declaraciones de Greyhound no eran falsas. La jugabilidad permanece intacta salvo por los añadidos analizados, a los que hay que sumar la posibilidad de lanzar faltas también mediante el botón de disparo. No hace falta ser muy listo para comprobar que Konami ha querido ofrecer a los jugadores un producto que responda más a sus exigencias que a las de la propia compañía. El lanzamiento de faltas se complementa con el de saques de esquina, ya que ambos se han visto modificados para mejorar la sensación que transmite en cuanto al control de nuestro equipo. Todo lo que transcurre a nuestro alrededor está bajo nuestro dominio, inclusive el propio portero al que en esta ocasión podemos sacar de portería cuando se nos antoje, seleccionándolo para luego arrastrarlo hacia la posición deseada. No es nuestra intención profundizar en demasía sobre las ventajas de este sistema, pero francamente la experiencia se asemeja más a la realidad, a esas emociones que transmitían los PES de PlayStation 2.

Hemos invertido varias tardes en hacernos con el control de los partidos, en dominar todo lo que se mueve a nuestro alrededor, y una vez perdida la práctica de PES2008 podemos afirmar que resulta una experiencia tan exigente como satisfactoria cuando logramos habituarnos al sistema de control. Como decíamos la jugabilidad se mantiene intacta para ofrecer una mecánica a caballo entre la edición anterior y la de 2009.Los jugadores se mueven a un ritmo algo más pausado, con transiciones mucho mejor medidas. Sigue siendo inevitable sentirnos superados cuando la acción pasa a ser frenética, pero queda patente que es cuestión de práctica comenzar a realizar combinaciones tan vistosas como apropiadas para marcar gol.

Una experiencia realista

En cuanto al aspecto técnico, hay poco que mencionar que no se haya dicho ya anteriormente sobre cualquier PES ajeno a las consolas que están en el epicentro de la nueva generación. Es decir, el interés de Konami por realizar un nuevo motor gráfico queda relegado a un segundo plano cuando descubrimos que la puesta en escena es ligeramente superior a la de PES2008, un estilo visual mejorado para el que se han empleado las texturas de la versión de PlayStation 3 a la hora de desarrollar a los jugadores y sus equipajes. Francamente hay poca diferencia entre el Messi de Wii y el de X360 / PS3, aunque en cualquier caso sólo podemos acceder a dos estilos de cámara que siempre muestran una visión panorámica e isométrica de los acontecimientos. La única válida para tener el control de todo el terreno de juego. Sin ella, sacar al portero sería tarea imposible sin un botón destinado a tal fin, como sí sucede en el resto de las ediciones de sobremesa.

En busca de acceder a un público más global y menos concreto (PES2008 era recibido entre vítores por los aficionados, pero lógicamente su sistema no resulta asequible para todos los aficionados), desde Konami han accedido a incluir un sistema de control tradicional al que accedemos con el wiimote en posición horizontal o, en su defecto, con el mando clásico de la Wii. Este es otro de los puntos en los que incidimos en la entrevista, ya que muy al contrario de lo que se podía esperar, la decisión de la compañía japonesa ha sido la de abrir el juego a todas los públicos cediendo ante sus exigencias. Y para demostrar este hecho no sólo contamos con el sistema de juego tradicional, sino también con un bienvenido modo en cooperativo en el que un jugador controla al futbolista que lleva el balón y otro los desmarques y demás posicionamientos.

El control tradicional no difiere a grandes rasgos del que estamos acostumbrados a ‘palpar’ en la edición de PlayStation 2 (o PSP, a la que se refería Greyhound en la susodicha entrevista). El problema es que de este modo se pierde por completo la magia de esta edición, que principalmente ha logrado ganarse la confianza de los jugadores por ofrecer un planteamiento que vaya más allá de realizar un port de alguna versión alternativa. No obstante, el modo cooperativo no hace otra cosa que cubrir un hueco que se echaba tremendamente en falta en la edición original, en el que profundizaremos en el correspondiente análisis, si bien no adapta un sistema tan llamativo como entretenido, con posibilidad de que cuatro jugadores colaboren entre sí. Si contamos con amigos duchos en esto del PES, la experiencia supera con creces lo ofertado por cualquier otro juego de fútbol que hayamos comentado con anterioridad.

Modalidades para todos los gustos

Dado que el aspecto técnico del juego apenas ha cambiado más allá de la nueva interfaz y de mejorar la apariencia de algunos futbolistas y de determinados estadios, queda por comprobar qué novedades trae esta edición en cuestión de modos de juego, donde sigue destacando –por original- el ‘Camino de Campeones’, con la necesidad de registrar nuestro Mii y de construir un equipo de futbol desde sus cimientos. En esencia hemos podido constatar alguna que otra posibilidad adicional que no estaba en el PES2008, pero no cabe duda de que Konami se ha centrado en perfilar dos de los modos que más cola han traído en los últimos años: la Master League y la posibilidad de participar en la Champions League empleando las asignaciones reales de esta temporada. En el primer caso, más que una novedad se trata de un añadido imprescindible para completar el pack de posibilidades del juego, mientras que el segundo amplía la vida útil.

La presencia de la Champions League y de su emotivo vídeo introductorio (hay que dar fe de que el ambiente Champions es única e inconfundible, pese a quien pese) contrasta con la ausencia de la licencias de la LFP española, algo que esperemos su subsane en la edición europea, exactamente igual que los comentarios mexicanos que suenan durante los partidos, que nada tienen que envidar a los de Juan Carlos Rivero y Julio ‘Maldini’ Maldonado. Eso sí, el estilo es el mismo de siempre: comentarios absurdos y fuera de lugar, acciones que no se comentan, datos imprecisos… Curiosamente el apartado sonoro nos ha agradado gracias a una sabia selección de melodías que acompañan el oído sin repetirse hasta la saciedad. En cualquier caso, hablamos de un simulador futbolístico que además de los efectos del estadio sólo necesito una buena ambientación. El resto es totalmente prescindible.

PES renovado, otra vez

De nuevo cabe destacar la accesibilidad del la mayor parte de los menús, la facilidad con la que podemos conocer todos los datos del partido, que esta vez se ponen al alcance del jugador apenas sin navegar por menús o perder tiempo. La edición Wii de PES incluye algunos guiños muy agradables como la puesta en escena que se le da a los jugadores que conforman nuestra plantilla a la hora de decidir las posiciones en el campo o los propios futbolistas que van a disputar el partido. Vemos cómo aparece un Mii de cada jugador, con su correspondiente diseño fidedigno al original, así como una pequeña barra en la parte inferior en la que contamos con todo a nuestro favor para evitar perdernos. Es una lástima que Konami no se haya dado cuenta de que este sistema, fácil y accesible, es el idóneo también para las versiones de X360 y PS3.

Después de años jugando a esta franquicia y como un seguidor acérrimo de la misma sólo se puede describir la emoción que trasmite ponernos a los mandos de este juego como una auténtica alegría, que pese a no incluir demasiados cambios respecto a la edición anterior mejora absolutamente todos los puntos negativos, como también algunos aspectos secundarios. A falta de comprobar cómo rinde la infraestructura que se ha montado para disputar partidos Online –por falta de competidores-, lo cierto es que PES2009 nos ha dejado una impresión altamente satisfactoria. Obviamente no todo es oro todo lo que reluce y en algunos aspectos, como el defensivo, seguimos lamentando la ausencia de una Inteligencia Artificial más avispada, algo con lo que sí cuenta el equipo controlado por la máquina, capaz de anotar auténticos golazos desde prácticamente cualquier posición del área.

Tendremos tiempo de analizar este y otros puntos en profundidad en el análisis que ofreceremos en poco menos de una semana, ya que es cuestión de días que este PES2009 debute en el mercado español avalado por un imparable Messi –tanto en la realidad como en el videojuego- en la portada. En cualquier caso lo que sí podemos afirmar es que la tendencia del año anterior se mantiene, sólo que cinco meses más tarde de la aparición de sus homónimos para X360 y PlayStation 3. Bien mirado, quizás le venga bien a esta edición ver la luz algo más tarde para que todo el público sea capaz de comprender que este PES2009 es uno de esos juegos vende-consolas que pone de manifiesto el porqué del alzamiento de la franquicia durante tantos años.

Fuente: MeriStation .
Por: William van Dijk Martín
.